Orígenes del mudéjar en Aragón

mudejar aragon

El mudéjar es el arte por antonomasia de la comunidad aragonesa. A lo ancho y largo de sus más de 47.000 kilómetros cuadrados se suceden las huellas de este arte, que tuvo en Aragón uno de sus focos dentro de España. Quizá, el más importante. El mudéjar en Aragón pervive y es perceptible.

Los inicios del mudéjar en Aragón

Dicen que el mudéjar es el único estilo artístico realmente propio y particular de la península ibérica. Y así es. Pero en Aragón van más allá. El foco aragonés es peculiar, particular y diferente al resto, por lo tanto, el mudéjar en Aragón  es un arte único e irrepetible.

Nace el mudéjar en España de la coexistencia en paz de tres culturas: musulmana, cristiana y judía. Concretamente mudéjar se refiere a los musulmanes que no abandonaron sus creencias religiosas a pesar de que el territorio en el que vivían había pasado a manos cristianas tras la Reconquista. Es así como nace un arte que tuvo cuatro focos principales: Aragón, Castilla y León, Toledo y Andalucía (sobre todo Córdoba y Sevilla).

En Aragón se sitúa entre los siglos XII y XVII y ha dejado más de 150 construcciones. Las zonas que albergan más muestras de mudéjar en Aragón son el sur del río Ebro, Zaragoza (tanto la capital como la provincia) y, por supuesto, Teruel capital. En la pequeña localidad, hogar de “Los Amantes”, el mudéjar se expresa en toda su magnitud.

En 1986 la arquitectura mudéjar de Teruel fue declarada patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco. 15 años más tarde, en 2001, este reconocimiento pasó a abarcar a todas las muestras de este arte en la comunidad.

Aragón fue uno de esos territorios en los que, después de la Reconquista, muchos musulmanes permanecieron viviendo entre sus paredes. Gracias a ellos, a la convivencia pacífica de la que hablábamos antes, y a que el románico europeo no tuvo la fuerza suficiente para cambiar las rutinas constructivas, el mudéjar en Aragón es el más importante de España.

Características principales del mudéjar aragonés

Por supuesto el ladrillo. Si un material identifica el mudéjar en Aragón es el ladrillo. En general se usaban materiales sencillos. Se utilizaban mucho las luces y las sombras, además de la cerámica vidriada en diferentes colores. En el techo, el mudéjar en Aragón se caracteriza por la madera y motivos geométricos.

 

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Quesos artesanos aragoneses: tipos y variedades

Seguimos hablando de gastronomía en este blog. Nos gusta que se os...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *