Pinturas rupestres en Albarracín, un paseo hacia el pasado

pinturas rupestres albarracin

Entre el 40.000 y el 1.000 a. C. se desarrolló el arte rupestre dividido en tres estilos diferenciados: paleolítico, levantino y esquemático. Son muchas las muestras que hay en España. Multitud de huellas del pasado que actualmente podemos contemplar en diferentes puntos del país. Y unas de las más interesantes son las pinturas rupestres en Albarracín.

Situadas cronológicamente entre el 6.000 y el 2.000 a. C., están en el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, a cuatro kilómetros de la localidad turolense de Albarracín. Por cierto, si decidís (os lo recomiendo fervientemente) realizar este inmenso salto secular y visitar las pinturas rupestres en Albarracín, deberíais también recorrer el propio pueblo. La muralla, la plaza mayor, el paseo fluvial y, en general, sus calles, esquinas y recovecos son realmente interesantes.

Las pinturas rupestres en Albarracín

Vamos a lo que nos ocupa que, al menos esta vez, son las pinturas rupestres en Albarracín. Ya hablaremos en el futuro del pueblo que, desde luego, merece un artículo por sí mismo. Se encuentran en plena sierra de Albarracín y, para disfrutarlas, lo mejor es hacer una pequeña ruta de senderismo. Algo nada complicado y apto para todos.

Los diferentes dibujos muestran animales como ciervos, toros y caballos; y hombres en acción de caza o realizando diversas danzas. De los tres estilos en los que se divide el arte rupestre, las pinturas en Albarracín se localizan en el levantino. Para contemplarlas lo mejor es dejar el coche en el parking habilitado a tal efecto y comenzar a recorrer el paisaje protegido. Las diversas pinturas están perfectamente señalizadas.

Además de las muestras de arte, el lugar es admirable por el color rojizo de las areniscas del Triásico inferior. Las formas que ha provocado la erosión, además de los pinos, las rocas y los prados hacen que este paseo sea de máximo disfrute para la vista y, en general, todos los sentidos.

pinturas rupestres en albarracin

Encontraremos también una zona botánica y un mirador desde el que observar uno de los paisajes más bonitos de esta sierra turolense. Y de atractivo también se debe calificar el gran número de valientes que eligen cada día este paraje para practicar un deporte poco conocido como la escalada boulder.

Las pinturas rupestres en Albarracín son una preciosa huella del pasado, no obstante, como hemos podido comprobar, no es lo único altamente visitable de esta zona de Teruel.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Pinturas rupestres en Albarracín, un paseo hacia el pasado

Entre el 40.000 y el 1.000 a. C. se desarrolló el arte...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *