Queso de Albarracín, delicia turolense

queso albarracin

Entre los muchos alimentos destacados de la extensa gastronomía aragonesa, no puede faltar el exquisito queso de Albarracín. Un delicioso queso de oveja producido en la pequeña localidad turolense de Albarracín. Históricamente ésta ha sido tierra de pastores y artesanos. Con el paso de los siglos, la labor de unos y otros ha dado como fruto el queso puro de oveja Sierra de Albarracín.

¿Dónde nace el queso de Albarracín?

Toda la producción de este queso se desarrolla entre Teruel y Albarracín. Es en la Masía del Bao donde viven una media de 2.000 ovejas. 60 hectáreas para que estos animales campen a sus anchas. De ellas sale el bien más preciado y necesario, la leche.

Una maravillosa genética, control exhaustivo, las técnicas más novedosas y un personal altamente cualificado, son las armas de esta empresa para obtener un producto de la máxima calidad como el queso de Albarracín. Además, cuidan escrupulosamente la higiene.

¿Cómo se hace el queso de Albarracín?

  1. De la masía la leche va directa a la quesería de Albarracín. Allí se manipula y transforma. Como curiosidad y muestra del inexorable avance de los tiempos, en la quesería se dan dos circunstancias que, quién sabe, qué porcentaje de culpa tendrán en la excelsa calidad del producto final: los últimos avances técnicos y tecnológicos se unen con una fabricación de lo  más tradicional
  2. Una vez que se recibe la leche, ésta se almacena entre 3º C y 4º C.
  3. Ulteriormente se lleva al obrador y es allí donde se decide que partidas se destinan para la fabricación del queso de Albarracín.
  4. Más tarde se introduce en la cuba de cuajado y se le añade fermento y cuajo.
  5. El paso siguiente consiste en cortar el grano de la cuajada, hasta que se consigue el diámetro adecuado. Una vez logrado, se calienta a 36º C para que se endurezca y se pueda separar el suero.
  6. Después se moldea manualmente. Como último repaso, y con el objetivo de eliminar los restos de suero que hubieran podido permanecer, se hace un prensado horizontal.
  7. Pasan posteriormente al caladero donde, sumergidos en Salmuera, adquieren el sabor y punto de sal ideal.
  8. Se secan y se dejan madurar entre 4 y 16 meses, siendo sólo interrumpida la maduración para dar la vuelta a las piezas.
  9. Para finalizar, envasado, etiquetado, cata y, si queréis, a vuestra mesa. Un buen plato de queso de Albarracín siempre se agradece.

queso albarracin

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 1
Óscar
Escrito por
Óscar
Más artículos de Óscar

Queso de Albarracín, delicia turolense

Entre los muchos alimentos destacados de la extensa gastronomía aragonesa, no puede...
Leer más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.